Así es, la incorporación de la domótica no podía no estar presente en la industria, que es el corazón de la economía y de la producción de este tipo de tecnología, que precisamente permite controlar los procesos electrónicos por vía remota. Es decir, a partir de un mando se puede tener control de los distintos elementos que hay en una casa, como luz, microondas, hornos, calefacción, dispositivos electrónicos como televisores.

Ya existen galpones en alquiler que han incorporado este tipo de tecnologías que ofrece muchas ventajas. En la industria, la domótica permite controlar los procesos de producción de manera remota. Esto no implica el reemplazo de los seres humanos en el proceso de producción. Por el contrario, con la expansión de la economía, las actividades productivas también se expanden. Y son las misas personas las que tienen que estar al mando de estos procesos y de controlarlos.

Así, en una casa puede programarse que, por ejemplo, cuando se llegue a tal temperatura se encienda el aire acondicionado. Lo mismo puede hacerse en una fábrica. Pero también en el caso de poseer maquinarias, estas pueden ponerse a trabajar de manera remota o de manera automática. El galpón en alquiler solamente debe contar con internet.

Por supuesto, estos procesos son todavía muy nuevos en la industria y hace falta más tiempo para que empiecen a formar parte del día a día de la actividad productiva. Hoy, todavía tal vez es mejor que personas estén al control de ciertos procesos, ya que en caso de que haya un error se pueda solucionar de manera más rápida y con eso aminorar las pérdidas y resolver ágilmente.

Pero de algo no hay duda, los galpones en alquiler en el futuro van a incluir todo este tipo de posibilidades tecnológicas que, por otro lado, agilizarán los procesos industriales de producción y de distribución de productos.